El cuarto de tu hijo es el espacio más importante en tu hogar.
    Tiene un montón de funciones - es un dormitorio, una sala de juegos y un espacio para estudiar. Es un acompañante en el desarrollo del niño y la exploración del mundo. Un espacio correctamente organizado hará que el camino hacia la edad adulta sea una aventura maravillosa, y la habitación crecerá con tu hijo. Elige el rango de edad y descubre la dirección hacia los interiores perfectos.

Bebé

    Muchos momentos maravillos tienen lugar en la habitación del bebé - la primera sonrisa, palabra o paso. Es un espacio que debe de ser acogedor y seguro, en donde los momentos son a la vez alegres y agradables. Cuando decores la habitación de un recién nacido, elige colores vivos en tonos cálidos, con pasteles suaves, como pequeñas nubes.

Niño en edad preescolar

    Esas son las habitaciones en donde ocurren los milagros y los cuentos de hadas y otras fantasías se hacen realidad. Puedes divertirte y dejar que la creatividad de tu hijo vuele usando decoraciones con patrones en sus colores preferidos.

Niño en edad escolar

    La escuela significa nuevos amigos, pero también significa tener más responsabilidades. Los niños más mayores tienen más aficiones, y sus habitaciones deben de tener el espacio adecuado para aprender y expresarse.

Adolescente

    La habitación de un adolescente ya no puede tener un look infantil, pero tampoco demasiado serio todavía. Es un campo para experimentar, en donde buscas un estilo y una forma de expresión. La variedad de motivos y decoraciones permitirán que tus innovadoras y juveniles visiones se hagan realidad.